Tamaños de papel: todo lo que necesitas saber

Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir una libreta es, sobre todo, su tamaño. Y seguramente en el colegio habréis estudiado los tamaños del papel: desde el A0 al A10. Pero, para empezar, en Estados Unidos van aparte y tienen sus propios tamaños, y para continuar, en libretas hay muchos otros tamaños que tener en cuenta.

Vamos a hacer un pequeño repaso.

La serie A: la que nosotros conocemos

La serie A es la que podemos encontrar en folios y cartulinas. El tamaño más habitual es el A4: 210×297 milímetros.

A partir de esta medida podemos ir duplicando o dividiendo entre dos para obtener los demás. Un A3 es dos folios A4 colocados uno al lado de otro, unidos por su lado largo: 420×297 milímetros. Un A5 es doblar por la mitad por el lado largo un A4: 148×210 milímetros. Y así.

Luego está el tema de que hay tolerancias, pero son casi despreciables: entre 1,5 y 2 milímetros de diferencia. No es algo determinante para los usos que vamos a hacer nosotros del papel, y pocas veces vamos a usar folios tal cual: en bullet journal lo habitual es que usemos libretas.

La serie B: no estamos hablando de cine

Hay una segunda serie algo más desconocida: la serie B. Esta serie está pensada para tener tamaños intermedios entre distintos tamaños de la serie A, de manera que un folio B4 sea algo más grande que un A4 pero no tan grande como un A3. Matemáticamente se define como la media geométrica entre el mismo número de la serie A y el número inmediatamente superior.

Hay, realmente, dos series B: la serie ISO B y la serie B japonesa. Los japoneses, para esto de la papelería, también van a su bola (y es parte de su encanto, dicho sea de paso, aunque a veces resulte un incordio).

Tamaños ordenados

Tamaño (ISO) Dimensiones (en milímetros, papel en formato apaisado)
B0 1 414 × 1 000
A0 1 189 × 841
B1 1 000 × 707
A1 841 × 594
B2 707 × 500
A2 594 × 420
B3 500 × 353
A3 420 × 297
B4 353 × 250
A4 297 × 210
B5 250 × 176
A5 210 × 148
B6 176 × 125
A6 148 × 105
B7 125 × 88
A7 105 × 74
B8 88 × 62
A8 74 × 52
B9 62 × 44
A9 52 × 37
B10 44 × 31
A10 37 × 26

¿Y en libretas?

Hay que tener en cuenta también que el propio encuadernado puede, o mejor dicho, suele restarnos espacio. Pensad en los recambios de archivadores: las páginas tienen el tamaño determinado (A4 o A5), pero la zona donde están los agujeros nos quita unos cuantos milímetros en uno de los bordes. No es problema porque para eso mantenemos un margen, por lo que es espacio que no utilizaríamos en ningún caso, pero si pensáis pegar o poner folios entre páginas tendréis que tener en cuenta que puede sobresalir.

Para asegurarnos, sinceramente, si pensáis meter folios doblados A4 entre medias de las páginas (como es el ejemplo que me han planteado directamente), mi recomendación es que en lugar de comprar una libreta de tamaño A5, la compréis de tamaño B5, pero asumiendo que resulta un poco más grande.

Tenéis modelos de libretas resultonas desde 13€, como este de ZenART, con cubierta de ¿cuero? y que promete ser adecuada para ser usada con pluma. También hay cuadernos en este formato, como este de Clairefontaine. Y este diario de viaje me da la sensación de ser bastante resultón, siendo de cuero.

Fotografía superior por Kelly Sikkema en Unsplash.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *