Mi libreta preferida

En mis inicios como bullet journaler estuve probando montones de materiales para descubrir qué material era mejor para mí. Y así pasé por todo tipo de libretas, tanto compradas en bazares y tiendas de todo a 100 como compradas en papelerías. Y al final he descubierto la libreta que es perfecta para mis necesidades.

Y después incluso de rechazar usar una Moleskine (!!), he encontrado la que, al menos de momento, es mi libreta preferida. Ahora mismo estoy utilizando, con verdadero éxito, una libreta Leuchtturm1917, en mi caso de color aguamarina y siempre con patrón de puntos. Os cuento cada una de las decisiones para que entendáis mi motivación.

Libreta Leuchtturm1917 aguamarina

No os voy a engañar: conocí esta marca de libretas a través de un amigo y en el momento en el que las ví me enamoré. Estas libretas son de diseño sobrio, aunque con gran variedad de colores. En el caso de la libreta que uso, su papel es de 80g/m2 y resulta satinado, bastante agradable al tacto. Y no es blanco puro, lo cual es ideal.

Para mí tienen, eso sí, un detalle que las hace perfectas: tienen muchas páginas (249, de las cuales 8 van troqueladas y por tanto pueden extraerse sin dolor) y, sobre todo, son páginas con un patrón de puntos y numeradas. Incluso incluyen tres páginas de índice. Hay otro tipo de patrones pero para mí este es el ideal, como cuento un poco más adelante.

Otros detalles interesantes son que incluyen dos marcapáginas y un práctico bolsillo en la parte trasera, si bien esto no es tan distintivo y lo incluyen otros fabricantes. También incluyen algunas pegatinas para lomo y portada, de manera que podamos identificar bien nuestra libreta cuando la terminemos y, por tanto, la archivemos.

Hay una libreta específica de Bullet Journal fabricada también por Leuchtturm1917, pero para mí, la normal es suficiente. La libreta específica tiene detalles interesantes como una página específica para la clave de símbolos, tres marcapáginas en lugar de dos y una portada que, la verdad sea dicha, es bastante bonita.

¿Por qué aguamarina? Porque me gusta ese color, sin más.

Patrón de puntos

En mi caso el patrón de puntos es un verdadero must. ¿Por qué? Porque opino que, de un cuaderno, lo que debe destacar es lo que está escrito, y no la pauta que hemos utilizado para ello.

Os pongo un ejemplo. En mi oficina, como es normal, nos facilitan libretas. Y utilizan patrón de puntos. Pero resulta que los puntos que aparecen en el cuaderno son igual de oscuros que mi bolígrafo, y encima son más gruesos, por lo que al final me acabo fijando más en los puntos que en lo que he escrito.

El patrón de las libretas Leuchtturm1917 punteadas es bastante discreto, por lo que únicamente te fijarás en él cuando estés escribiendo, pero no cuando estés volviendo a leer lo que escribiste previamente. Y eso es ideal.

¿Cuál es tu libreta preferida? La mía, ya os lo he dicho, es esta.

Imagen por The Paperie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *