uni-ball Air

Hay veces que buscamos escribir lo más suave posible y que los trazos queden bien marcados. Y si bien un rotulador o un bolígrafo de punta de fieltro parecen buenas opciones, hay gente que no soporta la textura o el sonido que hace sobre el papel. El Uni-Ball Air es una opción estupenda que, además, no tiene estos problemas.

La principal diferencia de estos bolígrafos es su punta. No funciona con una bola que rueda ni con fieltro que se impregna: funciona a través de presión, con un tacto similar al de una pluma estilográfica pero con una punta que resiste carros y carretas, y un trazo igual al de un rotulador.

Además, tiene una característica que me encanta, y es que podemos variar el grosor del trazo simplemente variando la presión que aplicamos sobre el papel. La punta tiene un grosor de 0,7 milímetros, que permite escribir con trazos de entre 0,35 y 0,55 milímetros.

Y no solo la punta resiste carros y carretas: la tinta tampoco se queda atrás. Aguanta el paso del tiempo maravillosamente, así como el agua. Es un bolígrafo ligero, además, y ideal para usar a diario. A mí personalmente me encanta firmar con él.

Puestos a encontrarle le podemos encontrar algo negativo es que solo existe en tres colores: azul, rojo y negro. Tampoco me gusta que no sea recargable, sinceramente, y me desconcierta que el color del bolígrafo no siempre se corresponda con el de la tinta (podéis verlo en este ejemplo, donde todos escriben negro, pero cada uno es de un color).

Podéis comprarlo en vuestra papelería de confianza, que seguro que lo tienen, y si no, como siempre, acudid a una tienda de Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *