Libreta Lemome A5 punteada

Si hace dos meses me hubierais preguntado que qué libreta comprar para iniciar vuestro bullet journal probablemente os hubiera respondido inmediatamente que una Leuchtturm1917 punteada. Es la que uso a diario y con la que estoy francamente contento. Ya os conté que es mi libreta preferida.

Pero hace poco me regalaron una libreta Lemome (marca que, os confesaré, era totalmente desconocida para mí hasta el momento) y francamente ahora no tengo tan claro qué libreta podría recomendar, porque esta libreta me ha sorprendido gratamente.

Menos páginas, más papel

Lo primero que se nota cuando abres la libreta (que viene, además, impecablemente presentada, dentro de una caja de cuero) es que el papel es mucho más grueso y sólido que el papel de otras libretas como las Moleskine o la propia Leuchtturm1917 que tengo como comparativa.

Se trata de un papel realmente grueso. Los 120 gramos por metro cuadrado se notan al simple tacto. Las páginas apenas transparentan, y si ya podíamos usar rotuladores como los de pincel de Tombow sin problemas en cualquier otra libreta, en esta ya podemos hacerlo con todavía menos miedo de traspasar la página. Se sigue notando un poco el trazo desde la de detrás, pero bastante menos que en cualquier otra libreta de las que hemos probado.

La pauta sigue siendo de puntos, que me resultan un poco más gruesos que en la Leuchtturm1917, pero que siguen sin distraer tanto como los de otras libretas que he usado con los puntos totalmente negros. Las 160 páginas vienen sin numerar y no incluye índice.

Las tapas

Las tapas de la libreta Lemome que me regalaron son, en una palabra, maravillosas. Duras, fuertes, con textura de cuero (aunque obviamente no lo es). Y con un punto interesante: mientras que las tapas son marrones el lomo es gris. Desde mi punto de vista esto las hace un poco más atractivas.

Además, en el lomo hay otro detalle que me gusta, aunque reconozco que no creo que lo utilice: incluye una goma para enganchar el bolígrafo o los bolígrafos junto con la libreta. En otras requiere pegar un loop que cuesta unos 5€ y que al final, al menos en mi caso, nunca es necesario.

Esto también implica que, cuando archivemos la libreta, no quedará tan bien como las Leuchtturm1917, con sus pegatinas de portada y lomo. A no ser que estemos dispuestos a eliminar la goma o a poner una pegatina encima de ella. Ninguna de las dos soluciones me parece especialmente elegante. Sí que podemos poner pegatinas encima y debajo de la goma.

El lomo de la libreta Lemome puede sujetar un bolígrafo sin problema.

Como dato extra: incluye únicamente un marcapáginas. Ya sabéis que me gustan las libretas con dos, pero no voy a hacerle ascos a esta por tener uno nada más. Podemos comprar marcapáginas magnéticos si no queremos recurrir a tener cosas entre las páginas o al clásico y ligeramente destructivo método de doblar la esquina de la página. También podemos comprar separadores adhesivos para separar, por ejemplo, por meses.

¿Cuánto cuesta?

En el momento de escribir esta nota, la libreta punteada Lemome, tamaño A5, con 180 páginas punteadas de 120 gramos por metro cuadrado, cuesta 9,99€. Y al mismo precio podéis comprarlas cuadriculadas, de líneas o incluso con las páginas en blanco, si sois de esos valientes que escribís sin torceros. Mismas tapas, misma calidad del papel pero distinta pauta.

Comprar libreta punteada A5 Lemome.

Lemome tiene otras libretas que a priori parecen resultar más adecuadas para bullet journaling, pero esta libreta está a un precio de derribo y no dudo que será más que suficiente para iniciar un nuevo diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *